Dependiendo de los talentos y necesidades de cada persona, los hornos ofrecen programadores más o menos sofisticados. El termostato electrónico es una de estas evoluciones y permite ajustar la temperatura al grado más cercano, a diferencia del tradicional termostato mecánico que no es muy preciso. Otra innovación, programas de cocina integrados Las ventajas… El consumo de energía es inferior a los 500°C necesarios para alcanzar la temperatura requerida. En este caso, los hornos preprogramados ofrecen una cocción por calor rotativo combinada con una función de asado que carameliza la fruta, y los tiempos de cocción y los termostatos también pueden ser preprogramados por el horno según la naturaleza y el peso del alimento en cuestión. Esta es una conveniencia muy práctica, aunque se limita a los productos y métodos de cocción más comunes.