Las dimensiones del colchón del bebé deben ser idénticas a las del colchón de resortes. Para evitar cualquier riesgo de accidente, para asegurarse de que el bebé no se encuentre atrapado entre el colchón y los barrotes de la cama, no debería haber espacio a los lados. Nuestra prueba de laboratorio incluye pruebas que evalúan el riesgo de atrapamiento, estrangulación y asfixia. Las dimensiones correctas: 60 × 120 cm.